Tomar café todos los días no tiene nada de malo, siempre y cuando se ingiera en su justa medida, sin caer en los excesos. De hecho, todos los excesos son perjudiciales. Es muy común que en muchos lugares utilicen el café para mantenerse alertas y hasta despiertos, ello se debe a que contiene cafeína, sustancia que estimula el sistema nervioso central, lo que aumenta el estado de alerta.

Tomar todos los días 2 tazas (máximo 3 y sin descuidar su ingesta de más de 1.5 litros agua simple) de café no causa ningún mal; todo lo contrario, puede ser beneficioso. Si excedemos a más 3 tazas diarias y de manera continua, puede causarte lo contrario a lo que esperas, incluso gastar lo que a veces no hay por tomar una taza de café, entonces estamos hablando de una adicción: adicción al café.

Hay quienes llegan a expresar esta situación como una manía (afición exagerada por alguien o algo) y se le da el término de cafeinomanía.

Sin embargo, la adicción al café, más que por la cafeína, surge por el gusto, por la satisfacción que recibe nuestro paladar, que a su vez manda impulsos a la mente que de igual forma siente satisfacción, eso más si se refuerza con la idea de que es una bebida que te despierta, que te ayuda a estar atento, pues con mayor razón tomamos café.

Efectos secundarios que podemos encontrarnos al consumir demasiada cafeína:

Quienes no deberían abusar de la cafeína:

  • Los niños.
  • Las mujeres embarazadas deberían limitar mucho su ingesta.
  • Las personas que sufren insomnio.
  • Los diabéticos.
  • Los hipertensos.

Beneficios de consumir moderamente cafeína:

  • Reducción del riesgo de padecer Parkinson.
  • Reducción del riesgo de padecer gota.
  • Analgésico.
  • Antidiabético.
  • Antineoplásico.
  • Broncodilatador.
  • Cardioprotector.
  • Laxante y diurético.
  • Rendimiento cognitivo.

La cantidad máxima de cafeína que deberíamos consumir al día son 500mg o 0.5g, por consiguiente nos lleva a realizar el siguiente análisis:

Una taza de 30ml de espresso contiene 0.7g (más del límite), una misma porción de café percolado contiene 0.1g lo que nos da la oportunidad de consumir entre 3-5 tazas al día, y lo más recomendable sería optar por el café descafeinado (no es que no tenga cafeína como su nombre lo indica, sino que tiene menor cantidad de la misma), tiene 0.015g, donde podríamos tomar más tazas al día, siempre cuidando y manteniendo la cantidad sugerida por día.

Te invitamos a concientizar acerca de los pros y contra de la cafeína. No te decimos que abandones totalmente el consumo, sino que lo hagas de manera consiente y moderamente. ¡Cuidemos nuestra salud y la de nuestros seres queridos! 

 

Josseline Parrales. StudioUAM