A propósito de la reciente inauguración del Estadio Nacional de Béisbol cuyo nombre está dedicado a Dennis Martínez ex pelotero internacional; mucho se ha mencionado sobre la imponente infraestructura, el impacto económico que este traerá y sobre todo el impacto social que se ha generado a través de las redes sociales sobre el comportamiento de los primeros asistentes. Sin embargo, la apertura del “gran Dennis “ubicado por el puente desnivel de Tiscapa, trae consigo un impacto positivo y prometedor en el fomento del deporte nacional.

El béisbol fue practicado por primera vez en Bluefields en 1889. Adolf Addlesberg era un alemán respetado que tenía más de 20 años de residir en la región. Para el 24 de julio de 1891 Managua y Granada representantes de la región del pacífico ya se disputaban un campeonato, en donde hoy es el Colegio Bautista de Managua. Después de muchos años y eventos deportivos el béisbol se consolidó como el deporte más representativo del país que brinda la oportunidad a miles de jóvenes de esforzarse en coronarse como miembro de los 4 equipos pertenecientes a la Liga Profesional de Béisbol Nacional (LPBN en sus siglas).

Posterior al partido inaugural entre Nicaragua y Taiwán se oficializó el XII campeonato de la Liga de Béisbol Profesional con una reñida competencia entre los equipos de Los Tigres de Chinandega y los Indios del Bóer obteniendo éste último la victoria con dos carreras por una.

Cada equipo perteneciente a la LPBN cuenta con un manager, coaches, gerente general, fisioterapeutas, carga bate y cátcher bullpen. Además de contar con jugadores extranjeros, cada equipo está conformado en su mayoría por jóvenes adultos que empezaron sus prácticas de béisbol en ligas de barrios o subdivisiones, y que por su entrega, perseverancia y disciplina han logrado posicionarse como los mejores del país.

Por lo tanto, la apertura del nuevo estadio nacional, no solamente permitirá que muchos volvamos nuestra mirada a los equipos rivales que se enfrentan, sino que también permitirá que muchos jóvenes decidan comprometerse con el deporte nacional, mejorando su rendimiento. Será un sueño por cumplir el de muchos, pisar la grama como representante del equipo que un día vimos jugar desde las gradas.

Joanna Ortiz Trejo. Studio UAM

Foto; El Metro, Nicaragua