En países tropicales y subtropicales la tendencia que se propague la leptospirosis es mucho más alta que en países con otro tipo de clima. La población nicaragüense cada año se encuentra susceptible a contraer esta enfermedad especialmente entre los meses de extremas lluvia e inundaciones.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), la leptospirosis es una enfermedad zoonótica, es decir que puede transmitirse entre animales y seres humanos.

Es una infección y se presenta cuando se entra en contacto con la bacteria leptospira. Puede encontrarse en aguas dulces que tengan contacto con la orina de animales, ambientes contaminados de orina o con roedores infectados.

En Nicaragua, según los boletines epidemiológicos del Minsa, la leptospirosis este año ha disminuido 17.5 por ciento con relación al año2016.

Algunas de las recomendaciones para prevenir esta enfermedad son:

  • Si vivís en área rural es muy importante controlar la presencia de roedores en las cercanías de tu casa para evitar el contagio.
  • Evita la formación de aguas estancadas drenándolas lo más rápido posible, sobre todo cuando las mismas se producen debido a lluvias fuertes.
  • Nunca consumas agua de ríos sin hervirla.
  • También recordá ser precavido al manejar los desechos de tus animales pues éste es otro medio de contagio, lo más recomendable es usar guantes.
  • Lavate muy bien las manos antes de ingerir cualquier alimento y después de manipular desechos de animales aun cuando hayas usado protección.
  • Lava con agua y jabón las latas antes de abrirlas de este modo no correrás riesgo cuando entren en contacto con el alimento que se encuentra en su interior.

Daniela Bello

Studio UAM