Quizás muchos de nosotros nos hemos visto en situaciones duras, oscuras y de las que parece no haber salida, así que simplemente nos acostumbramos a ellas y preferimos buscar algunos escapes temporales.

Hace poco (10 de octubre) fue el día mundial de la salud mental, buen momento para pensar en ello.

“Aproximadamente el 10% de la población tiene creencias paranoides tan agudas que deberían ser tratadas; pero solo el 1% recibe tratamiento. Entre el 50 y 80% de los pacientes que sufren trastornos psicóticos breves no evolucionan a esquizofrenia, es decir que, entre el 20 y 50% de ellos sí evoluciona a esquizofrenia. El 70% de la población mundial tiene acceso a menos de un psiquiatra por cada 100 mil habitantes” – El Nuevo Diario (Salud Mental en Nicaragua)

Muchos creemos estar bien porque simplemente no estamos documentados o porque somos “chavalos” y cuando crezcamos se nos va a pasar la fiestecita. Cuando la realidad podría ser otra, si le diéramos su debida importancia al tema.

La depresión, un tema incómodo para muchos porque nos cuesta aceptarlo o nos cuesta enfrentar el problema y tratarlo como debería ser, es uno de los principales causantes del descontrol en la Juventud y el promotor principal de la búsqueda de medidas “poco sanas” para sentirnos mejor y enfrentarla.

Buscar ayuda no es para débiles, ni para locos. Las estadísticas hablan por sí solas, y es por eso que deberíamos preocuparnos un poco más por descubrir las razones de muchas de nuestras actitudes y decisiones.

¿Por qué invertir tiempo en dañar mi cuerpo si podría ser más productivo en mis estudios, mi casa, mi trabajo?

Es necesario demostrar que podemos, que tenemos suficiente fuerza para superar los obstáculos que se nos presentan y disfrutar el lograr algo bueno, algo más productivo para nuestra vida.

Sabemos que es difícil juntar suficientes fuerzas para intentarlo así que aquí les dejamos una lista de recomendaciones para empezar a intentarlo desde nuestra propia experiencia:

  1. Habla sobre cómo te sentís.
  2. Rodéate de gente positiva, que te aliente a cumplir tus objetivos sanamente.
  3. Ayuda a los demás. Sentirte útil, reconforta.
  4. No te compares con nadie, lucha contra vos mismo para ser cada día mejor.
  5. Acepta las palabras bonitas y alentadoras de otros. No somos totalmente de piedra por más rudos que queramos aparentar, merecemos sentirnos halagados.
  6. Tomate un momento en el día para pensar en cómo te está yendo y en las cosas que has dicho y hecho
  7. Practica alguna actividad física (no necesariamente el gym) que te desconecte de la rutina.
  8. Nutrí tu mente y espíritu.
  9. Aprende algo nuevo, deportes, manualidades, técnicas de dibujo, practica aquel ejercicio de matemáticas que nunca pudiste resolver, motiva a tu mente con nuevos y pequeños retos.
  10. Recordá todas las anteriores diariamente.

Por último, pero no menos importante, busca ayuda. Aunque no lo veamos siempre hay alguien que se preocupa por nuestro bienestar, ninguno de nosotros está solo. Deprimirnos y encerrarnos en nuestros pensamientos negativos no va ser nunca una opción para superarnos.

Un artículo fuera de lo normal esperando que sirva para m

 

uchos.

Equipo Studio UAM

 

Referencias:

http://www.organizateya.com/motivacion_positiva.htm

http://feliciteca.com/6-consejos-para-alcanzar-la-superacion-personal/

http://www.elnuevodiario.com.ni/opinion/298977-salud-mental-nicaragua/